KUNDALINI REIKI

Este sistema fue canalizado por el meditador Olen Gabrielsen en comunicación con sus maestros, especialmente el maestro Kuthumi. Para iniciarse es requisito empezar por el nivel 1 independientemente que se tenga otros niveles de otros sistemas, luego el 2 y la maestría.

Kundalini Reiki trabaja más rápida e intensamente en el cuerpo físico y mental al trabajar con la energía llamada de fuego Kundalini.

La formación Reiki Kundalini consta de 7 encuentros, en 3 Niveles.

En el nivel 1, se realiza a través de una sintonización la apertura del canal central, desde el chakra 2 al 7. Se incrementa la energía de las manos y el corazón.

Se aprende la sanación a una mism@ y a otros, presencial y a distancia; también a limpiar espacios y sanar cualidades o situaciones.

En el nivel 2, a través de una sintonización, se abre todo el canal, desde el chakra 1 al 7 y la energía se incrementa considerablemente.

Se aprende una técnica de meditación para elevar la vibración y limpiar el campo magnético; una meditación para conectar con el Maestro Kuthumi del rayo dorado y protector de esta técnica; una meditación de plenitud espiritual y comienza el trabajo de sanación de bandas kármicas (cordones energéticos).

El nivel 3 o maestría está dividido en 5 encuentros; en cada encuentro a través de las sintonizaciones correspondientes se va trabajando sobre un elemento:

Agua, preconcepción, vidas pasadas.

Aire, nacimiento y cristalizaciones.

Fuego, juventud, localizaciones e iniciación de objetos.

Tierra, madurez, adulto, balance de la energía, expansión y vibración.

Éter, integración, transmisión y Maestría.

Se entrega Manual y Certificado en cada encuentro, y acompañamiento durante 21 días.

 

«Un@ tiene en sus manos el color de su día…rutina ó estallido» – M. Benedetti

REIKI USUI

Lo primero que me gustaría contarte es que el Reiki no es nada teórico, y sí práctico. Una vez realizada la sintonización la energía fluye y está en ti, en tu práctica, descubrir y disfrutar sus virtudes y belleza.

Cómo tantos otros caminos es un arte, y en este caso tiene como objetivo canalizar la energía universal para armonizar cuerpo, mente y espíritu. No tiene efectos secundarios al ser una energía de amor y alta vibración, es práctica, segura, eficiente y transmutativa.

El Reiki es un proceso de encuentro entre la energía universal y nuestra porción individual, que ocurre cuando la persona recibe una sintonización o iniciación al método.

Cuando hacemos uso de la energía Reiki estamos aplicando energía-luz de amor-consciencia. Todos pueden recibir Reiki, adultos, niños, plantas, animales.

No es un sistema religioso ni filosófico. La energía no es manipulativa, el practicante después de la sintonización simplemente coloca sus manos y la energía fluye.

Nuestro cuerpo es un transformador de energía y lo hace a través de su sistema de chakras y el aura. Los chacras son centros donde se metaboliza la energía. Hay muchísimos pequeños vórtices por el cuerpo y fuera de él, aunque los principales y más conocidos son 7, más el campo magnético o aura, considerado un chacra en sí mismo.

El Reiki nos otorga tranquilidad, relajación, plenitud. Permanentemente recibimos estímulos, tanto externos como internos, el clima, la alimentación, nuestras respuestas emocionales.

El Reiki capta la energía de una forma específica traduciéndola en paz, descanso, armonía.

POSICIONES

de Autotratamiento

Niveles

La sintonización del Nivel 1, llamado Shoden, la entrada, se centra principalmente en la apertura del cuerpo físico para que sea receptivo a la energía vital que va a recibir, habilitando al practicante para la canalización en auto sesión y sesión a otr@s, animales y plantas.

Se conoce la procedencia del método y su linaje, las posturas habituales para cada caso particular, se fomenta la escucha interna y desarrollo de la intuición, de las percepciones, sensaciones sentidas de la energía.

A este nivel se le llama Despertar, y a mí me gusta llamarle el 1er Recordar (de re-cordis, volver al corazón) pues se retoma la conexión o canalización de la energía espiritual.

Se entrega Manual y Diploma, y se hace un acompañamiento de 21 días.

*La sintonización del Nivel 2 es llamado Okuden, conocimiento profundo o transformación. Nos habilita a trabajar con símbolos, que son sintetizadores y transmisores de información, para abarcar asuntos emocionales y mentales. Se aprende el envío de energía a distancia y a limpiar espacios y objetos.

Es un nivel de transformación y profundización. Es requisito haber hecho el nivel 1, y recomendable tener práctica y experiencia. Aunque muchas veces yo realizo los 2 primeros niveles juntos. Se entrega Manual y Diploma, y se realiza un acompañamiento de 21 días.

*La sintonización del Nivel 3 se conoce como Shinpiden, conocimiento silencioso, Misterio. Aprendemos el símbolo maestro y ejercicios para armonizar el aura y los chakras, a la vez que aprendemos a crear una red de cristales.
Para el nivel 3 es importante haber realizado prácticas y sentir la integración del nivel 1 y 2.
En este nivel existe la opción de aprender a iniciar a otras personas y enseñar el sistema Usui completo.
Se entrega Manual y Diploma y se realiza un acompañamiento de 21 días.

Es importante comprender que el Reiki no es una terapia de sanación, aunque su aplicación y efectos generan sanación.
El Reiki es energía sutil y universal, solar, de la cual hemos estado desconectados y simplemente a través de la sintonización recordamos y retomamos esa conexión.

Si es virtud y hay una capacitación profesional como terapeuta por supuesto es un aporte maravilloso para incluir como terapia.

Pero si no fuera la vocación de la persona es igualmente e incluso muchas veces más beneficioso la aplicación de Reiki en nuestra vida cotidiana en muchísimos aspectos como por ejemplo: vitalizar los alimentos, proteger espacios, sensibilizarnos a las energías sutiles para que nuestras elecciones de vida sean lo más beneficiosas posibles, aportar luz-amor-conciencia a situaciones, relaciones, momentos del pasado, presente, futuro, equilibrarnos, vitalizarnos a nosotros, a las plantas, animales , aportar calma, desarrollar ecuanimidad, y un largo etc. que descubrirás a medida que recorras tu propio camino.

Yo comencé con el Reiki hace más de 17 años y aún sigo descubriendo sus maravillosos beneficios en mi vida cotidiana y desarrollo.

Te deseo de corazón plenitud y que cada espacio interno, externo y cada relación colme tu ser de alegría, paz y prosperidad.

¿Más Información sobre los cursos?